¿Qué son y para qué sirven las plantas aéreas?

¿Buscas una planta bonita y fácil de cuidar? Las plantas aéreas son la solución. No necesitan sustrato, consumen poca agua y puedes tenerlas en interior o en exterior y además ¡viven del aire!

Las Plantas Aéreas son un género de plantas cuya principal característica es que las raíces les sirven únicamente como sujeción. No es, por tanto, un parásito ya que no perfora el tronco ni le quita nutrientes.
Las plantas aéreas toman el agua y los nutrientes literalmente del aire, a través de las hojas, de ahí su nombre, también se las conoce como raíces trepadoras.
Al estar a cierta altura quedan, en muchas ocasiones, fuera del alcance de los herbívoros ¡toda una ventaja!
Dentro de estas plantas llamadas epífitas nos encontramos a las especies de Tillandsia o clavel de aire, que crecen generalmente en árboles, aunque también pueden crecer sobre rocas, techos, líneas de teléfono e incluso ¡una concha de erizo! 

Su cultivo es particular ya que no necesita sustrato, normalmente pueden considerarse plantas de interior o de invernadero, pero en el exterior pueden vivir bien. Sólo necesitas mantenerlas hidratadas y a una temperatura suave (muchas crecen en ambientes muy húmedos y tropicales). El propio color de hoja de las plantas nos indica cómo cuidarlas.
Si la hoja es verde requieren clima templado y sombra y las de hoja gris mejor exponerlas al sol.
Aún así, las Plantas Aéreas son fáciles de cuidar y mantener y hay mucha variedad, las flores pueden resultar bonitas y llamativas por lo que son ideales para decorar. Sólo tendrás que colgarlas en un lugar luminoso para que tú casa o despacho tenga un aspecto casi encantado y etéreo.

Además de servir para decoración, las Plantas Aéreas pueden ser regalos muy originales, sin olvidar los beneficios que aportarán a nuestra salud y a nuestro estado de ánimo.